martes, 3 de julio de 2018

C.E.I.P. "SEBASTIÁN DE CÓRDOBA" SEMANA CULTURAL 2018 (V)


Como ya os comenté en la entrada anterior de nuestra Semana Cultural 2018, participamos en un concurso de dibujo en el que teníamos que reflejar "LO QUE MÁS ME HA GUSTADO DE LA SEMANA CULTURAL 2018". Estábamos a la espera de saber si este curso, de nuevo, habíamos conseguido ganar algún premio.

     Pues tenemos que daros una gran noticia:

¡¡¡ NUESTRA CLASE HA CONSEGUIDO 2 PREMIOS !!!

     En esta ocasión, los ganadores han sido nuestra amiga Claudia y nuestro amigo Ángel.





     Todos hicieron un gran trabajo para realizar unos dibujos preciosos. Se esforzaron mucho y disfrutaron plasmando todos los detalles que les habían encantado en las actividades de nuestra Semana Cultural. Así representaron nuestros ganadores....

Una divertida clase de Zumba





Y una interesantísima visita al Torreón del Portillo del Santo Cristo en la que aprendimos muchas cosas sobre unos animales muy especiales.





     Todos y cada uno de ellos son unos geniales artistas. El próximo curso seguro que repetimos premio.

¡¡¡¡¡¡    ENHORABUENA A CLAUDIA Y A ÁNGEL   !!!!!!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ ENHORABUENÍSIMA A TOD@S  !!!!!!!!!!

jueves, 21 de junio de 2018

Verano

¡Ya está aquí el verano!
¡Ya está aquí el calor!
Se acabó el colegio,
la tripita al sol.

Y ahora, como patos,
a nadar un rato.
Y ahora, como peces,
flotando a veces.

Montaña y playa,
me gustan las dos
porque en el verano
todo es emoción.

Con mi nuevo bañador
me marcharé a la piscina,
un enorme flotador
y una toalla muy fina.

Cuántos días sin colegio
para jugar al balón,
comiendo enormes helados
con horchata de limón.

Las frutas, en el verano,
me las como sin sentir,
melón, sandia y ciruelas,
cerezas y muchas peras.

Todos los años lo mismo:
el coche hasta reventar,
mi papá, algo enfadado,
le hace reír a mamá.

Y todos juntos, cantando,
llegaremos pronto al mar.
Se acabó ya la pereza,
un mes para disfrutar.


lunes, 18 de junio de 2018

¡Adiós pañal!



El verano, la época adecuada para retirarlo.

     El control de esfínteres es uno de los objetivos más importantes en los primeros pasos de la evolución de un niño/a, pero conviene que se afronte sin prisa, pues es necesario que le pequeño esté preparado. El verano es una buena época para la retirada del pañal porque los niños llevan ropa más ligera y es más fácil de enseñarles la diferencia entre seco y mojado. Sin embargo no es fácil controlar los esfínteres, pues su contracción a voluntad propia implica músculos y mecanismos complicados que precisan un tiempo de ejercitación y cierta madurez psicológica.

1.- Una etapa natural.

     El control de esfínteres se adquiere de forma natural; es una etapa que debe pasar igual que la utilización del chupete, por ello no se puede forzar a los niños/as que aún no estén preparados. De la misma manera que cada niño/a comienza a caminar a su ritmo, lo que suele suceder cuando cumple su primer año de vida, no se puede fijar un momento específico para quitar el pañal, aunque suele suceder en torno a los dos años.

2.- Cuando cumple dos años

     El niño/a está preparado/a para controlar sus enfínteres alrededor de los 24 meses, y en algunas ocasiones un poquito antes. En esta etapa de su vida posee cierto desarrollo del lenguaje y comprende lo que quieren decir palabras como "baño", "seco", "mojado" y cierto desarrollo motor pues sabe andar correctamente, puede subir y bajar las escaleras con ayuda...

3.- Empieza a aprender

     La retirada del pañal comienza cuando el pequeño se da cuenta de que lleva el pañal sucio y relata el momento en que está haciendo pis o caca. En algunas ocasiones pide que lo cambiemos o bien avisa antes de hacerse.

     Cuando se acerque la hora o el momento en el que el niño/a suela manchar el pañal de caca (generalmente se controla antes que el pis), con paciencia le colocaremos sobre un orinal adecuado a su edad, para poder mostrarle que el pis o la casa salen de dentro de su cuerpo; siempre debemos enseñarle lo que ha hecho con el objetivo de que se familiarice con la utilización del orinal en el que verá sus propias deposiciones. Cada vez que suceda esto, felicitaremos al niño/a para reforzar su conducta.

4.- Proceso lento

     El proceso de adquisición del hábito de control de esfínteres es lento, aunque el niño/a aprenda como se hace en 15 días. Sin embargo, a veces se producen pérdidas y el proceso se retrasa; es muy importante no volverle a poner el pañal si ya hemos iniciado este aprendizaje, sería contraproducente. Tenemos de plazo hasta los 4 años, ya que si en esta edad con controla aún los esfínteres deberemos consultar con un profesional médico o psicólogo.

Pequeños consejos
  • No olvides que cuando el niño cumple dos años esta fisiológicamente preparado para comenzar el control de esfínteres.
  • El mejor momento del año para la retirada del pañal es el verano.
  • Ten en cuenta que las niñas suelen abandonar el pañal antes que los niños, por lo que es conveniente tener un poquito más de paciencia con ellos.
  • La retirada del pañal de noche debería simultanearse con la retirada de los pañales de día, o realizarse poco tiempo después.
  • Cualquier alteración emocional puede producir regresiones en los niños/as, pero no se debe por norma general volver a poner pañal.
Recuerde:
  1. Todos los niños/as no aprenden al mismo tiempo a controlar sus esfínteres.
  2. Generalmente se controla antes la caca (que no suele "escaparse" una vez así controlada) que el pis; además, no es conveniente regañar al niño cuando se le escape el pis durante el proceso de aprendizaje.
  3. Si el niño/a pasa alguna noche fuera de su casa, no es aconsejable volver a poner el pañal.
  4. No todos los niños/as tiene la misma necesidad de evacuar u orinar, ni la misma frecuencia.

A.R.G. (Psicopedagoga y Profesora
Especialista en Educación Infantil)

domingo, 17 de junio de 2018

¿CUÁNTOS HUEVOS ESTÁ INCUBANDO?


La mesa número 3 ha sido la encargada de poner en marcha este nuevo juego llamado "¿CUÁNTOS HUEVOS ESTÁ INCUBANDO"?







     Trata sobre un pajarito que estaba preparando su nido para dar calor a sus futuros hijitos. Mientras terminaba de preparar su nido un viento fuerte se levantó y arrastró un precioso sombrero que terminó posándose encima de sus huevos. El cansancio provocado por tanto esfuerzo y trabajo hizo que nuestro pajarito se quedara dormido en este suave sombrero. Ahora no ve cuántos huevos tenía y no lo recuerda muy bien ¿le ayudamos? ¡Claro que sí!

     Esta ha sido la presentación del juego que les he planteado y también hemos hablado sobre la importancia de reciclar materiales que ya no usamos para cuidar nuestro planeta. Y es que ya estamos casi al final de curso y aparecen materiales que no hemos usado porque pertenecían a otras editoriales o porque no nos dio tiempo en su momento.

     Esto mismo pasaba con nuestros sombreros. Con un pequeño retoque de rotulador, recortando  y plastificando, tenemos un nuevo juego muy chulo.





      Y lo hemos puesto en marcha. Hemos elegido un encargado de repartir materiales que pone todo sobre la mesa. Elegimos al azar un cuadrado en el que hay un número, lo pegamos en nuestro sombrero y le pedimos al encargado que nos dé los huevos que necesitamos. Ya sólo queda completar con tantos como indica el número.









     También lo hacemos a la inversa. Ya están puestos los huevos en el sombrero, así que le tenemos que pedir al encargado el número que representa la cantidad que hay.





     Una vez que tenemos nuestros sombreritos completos, continuamos divirtiéndonos:

*Ordenamos la secuencia numérica ascendente y descendentemente.







*Jugando a la gallinita loquita.

Debemos taparnos o cerrar los ojos. El encargado desordena la secuencia como quiere. A veces sólo hay que encontrar un intruso o la secuencia está locamente desordenada. A la de 3... ¡Todos a ordenarla!









     Ha sido muy divertido. Os animamos a reciclar estos materiales olvidados porque ha sido genial verlos convertidos en algo tan chulo y tan divertido. ¿Os animáis? Así nos saldrán juegos muy originales que podremos compartir entre todos.

Deseamos que el nuestro os guste y os sea de ayuda. Besetes.

lunes, 11 de junio de 2018

¡Por fin llegan las vacaciones de verano!

Disfrutemos en familia

     Los meses de verano son los ideales para divertirse al aire libre y llenarse de energía solar. Ahora, el sol es el protagonista y es el rey de las vacaciones,nos regala optimismo y vitaminas, pero también debemos recordar sus peligros (quemaduras en la piel e insolaciones); nuestros niños disfrutarán más que en cualquier otra época del año de los juegos... ¿cómo aprovechar el período de verano con la familia?

1.-Unas vacaciones "con" y "de" familia

     ¡Cuidado con programar cada jornada con infinitas actividades! Estos días debemos acabar en la medida de lo posibles, con los horarios, no se trata de "aprovechar" para aprender deportes o idiomas la 24 horas del día o de imponer a nuestros niños/as una larga lista de tareas. Si ocupamos toda la jornada con proyectos, no dará tiempo a descansar y cambiaremos unas obligaciones por otras. A veces es necesario estar con los niños/as porque sí, para gozar solamente de su compañía y ellos/as de la nuestra; podemos hablar, jugar, reír todos juntos..., en definitiva, tener disponibilidad para estar en familia.

     Por otra parte, las rutinas (comidas, hábitos de higiene, vestido...) podrán flexibilizarse. No pasa nada si el niño/a come cuando tiene hambre o lo que le apetece, durante estos meses no es necesario ser tan riguroso. Quizá puedan saltarse algún día la hora de bañarse o vestir más informalmente....les explicaremos que hora estamos de vacaciones. En cambio, podemos permitir que ellos elijan los menús o no ayuden a hacer cosas de casa, así aprenderán que todo es diferente. Se trata de hacer lo que nos apetece y disfrutar del día a día sin cubrir programaciones de ocio por muy lúdicas que nos parezcan.

2.- ¿Enviamos a los niños "de campamento"?

     Con la llegada del verano la oferta de actividades en centros de ocio, colegios, Ayuntamientos y Comunidades Autónomas se multiplica. Los padres deben decidir si envían a los niños/as de vacaciones unos días separados de ellos y si el campamento se adapta a las necesidades de sus hijos/as.

      A los tres años en los niños/as se consolida la capacidad de recordar a sus padres e imaginárselos, se hacen algo más independientes y por tanto, ya desde esta edad pueden pasar uno o dos días separados de los padres, con abuelos, amigos...pero es a partir de los siete u ocho años cuando pueden separarse más días y disfrutar lejos de la familia, aunque la experiencia siempre es mejor si les acompaña alguien conocido (hermanos, primos, amigos...)

     Algunos padres piensan que el campamento reforzará el nivel de autonomía de sus hijos/as pues se tendrán que ocupar de su higiene,de su ropa y de colaborar en el orden diario de las instalaciones; otros consideran que es demasiado largo el período estival y que los niños/as no pueden estar sin hacer nada tanto tiempo; otro grupo ve el campamento como elemento de socialización pues tendrán que compartir baño, ordenar con los compañeros su habitación...pero la decisión final se tomará teniendo en cuenta la edad del niño/a y su personalidad, pues lo más importante es que éste disfrute y participe en las actividades que ofrece el programa (contacto con la naturaleza, juegos al aire libre, deporte nuevos...) y no qu estos días lejos de la familia sean la continuación de un período educativo estricto para el niño/a.

3.- De excursión al campo con los niños/as

     El verano es la estación ideal para salir al campo tempranito. Una excursión es una preciosa actividad para realizar en familia, respetando una seria de reglas sencillas pero básica: detenernos a descansar, contemplar el paisaje, sentir la naturaleza, escuchar el canto de los pájaros, disfrutar de las explicaciones de los papás sobre lo que vamos viendo...

     Los niños/as no andarán mucho tiempo por la obligación "de andar", será necesario un paseo guiado y con objetivos a corto plazo. Por ejemplo, subiremos a una pequeña colina para ver nuestra casa desde "lo mas alto", iremos al bosque para buscar "el árbol encantado donde viven los gnomos"... El itinerario será bonito, pero no muy largo. Antes de salir prepararemos el equipo: unas playeras ligeras y cómodas, o unas botas de senderismo con calcetines adecuados, mochilas para todos (pues cada miembro de la familia aportará algo y el peso estará equilibrado). Llevaremos agua, leche, frutos secos y algo dulce.

     Durante la excursión se nombrará un jefe que llevará el mapa, conocerá el camino y será el encargado de las paradas. Los niños/as se ponen a corre en cuanto empieza la marcha y debemos enseñarles a andar despacio para coger el ritmo de forma regular y parar de vez en cuando con el fin de respirar profundamente. En las excursiones podemos cantar para animarnos aunque conviene que los niños/as sepan respetar los sonidos de la naturaleza. En el campo hay montones de cosas para desarrollar el sentido de la vista y el olfato: nidos de pájaros, madrigueras de conejos, hormigueros, amapolas, romero, tomillo...los niños/as pueden recoger diferentes tipos de hojas para luego hacer su herbario personal, pueden buscar huellas, dejar marchas en el camino para volver como hacía Pulgarcito...

 Lo más importante: disfrutar en familia de un maravilloso
paseo en plena naturaleza.

Recuerda:
  • En vacaciones los horarios rígidos no existen, una agenda repleta de actividades de ocio no es aconsejable.
  • Actividades como una excursión al campo con todos juntos y en familia ayudará a los pequeños/as a disfrutar del sol y del aire estival.
  • Las vacaciones y el calor son un buen momento para recuperar rutinas como "echarse la siesta" y acostarse más tarde por la noche.



domingo, 10 de junio de 2018

DESCOMPONEMOS NÚMEROS


En el mes de marzo, compartí con todos vosotros nuestra CASITA DE DESCOMPOSICIÓN y hoy quiero enseñaros cómo trabajamos con ella.

     Usamos diversos materiales que tenemos ubicados en nuestro mueble de materiales manipulativos: tapones, depresores, piezas de ensartables, animales.... Elegimos el número que queremos descomponer, lo colocamos en el tejado de nuestra casita y comenzamos.









     Tras algunas sesiones de práctica, hemos aprendido algunos trucos que nos facilitan la descomposición y ya logramos hacerla super rápido.

En este video podéis vernos en acción.



     Ahora toca representar en papel lo que hemos hecho jugando.









     Primero dibujamos los elementos que hemos puesto en la casita y después escribimos la grafía correspondiente a las cantidades que hay. Aunque los números que descomponemos van siendo mayores, nos sale de rechupete. Mirad este video.




     Finalmente, comprobamos que lo que hemos descompuesto es correcto. Para ello nos ayudamos de nuestras REGLETAS GIGANTES que os presenté en otra entrada.


     Quiero haceros una observación sobre las mismas. D. José Miguel de la Rosa me hizo una apreciación indicándome que no eran un material adecuado para la descomposición porque no se podían dividir en unidades. Desde aquí le doy las gracias por ese comentario. Es bueno aprender de los maestros y corregir errores. Así que siguiendo este sabio consejo, lo que hacemos es usarlas para comprobar. Realizamos las sumas de los números descompuestos para ver si nos dan el que teníamos que descomponer.

     Vemos las cantidades que hemos colocado en los pisos de la casita de descomposición, las sustituimos por su regleta y vemos cuál es el resultado.






     Y ¿sabéis una cosa? Que todo esto nos ayuda muchísimo cuando tenemos que hacer nuestras fichas de la editorial. Hemos pasado un rato super-divertido jugando y después hacemos los trabajos bien y rápidamente. Así todo es más fácil.







¿Qué os parece? A nosotros nos encanta. Esperamos que os guste la idea y os sea de ayuda.

sábado, 9 de junio de 2018

C.E.I.P. "SEBASTIÁN DE CÓRDOBA" SEMANA CULTURAL 2018 (IV)


El cierre de nuestra Semana Cultural 2018 ha venido de la mano de un concurso de dibujo:





    Comenzamos nuestros dibujitos con rotulador negro, como los auténticos artistas que hacen primero los bocetos de sus obras, para culminarlas después con su toque mágico.







    En ellas teníamos que reflejar con qué actividad habíamos disfrutado más, la que más nos había gustado, la que nos gustaría repetir el curso que viene......

     Y aquí han quedado reflejadas sus preferencias.









     Sin duda, han ganado las colchonetas, pero todos opinan que el resto de las actividades también les han gustado muchísimo. ¡¡¡ Quieren repetirlas todas !!!

     Ahora sólo nos queda esperar unos días para saber quién será el ganador o ganadora del concurso. Ojalá, nuestra clase vuelva a conseguir premio como el curso pasado.

¡¡¡¡¡ MUCHA SUERTE PARA TOD@S !!!!!